Hace unos meses, durante la 10ª Edición del festival zaragozano de reggae Lagatavajunto, me uní a Serotonina Films para realizar las entrevistas del festival. Entre los artistas que se dieron cita en el Camping de Zaragoza, tuvimos el inmenso placer de charlar con el cantante jamaicano, pionero del reggae, ska y del movimiento skinhead, Roy Ellis.

Este fue el resultado.

Esta es la segunda vez que actúas en Lagata Reggae Festival

Si, creo que la segunda. ¿es la segunda vez verdad? (si) Es la segunda vez, pero no en la ciudad. Es una ciudad preciosa Zaragoza… es una ciudad muy grande.

Y el cambio del pueblo a la ciudad ¿qué sensaciones te transmite?

Bueno, aún no lo sé, he llegado hoy. Veremos lo que pasa esta noche, lo veremos en el festival. El último concierto que di en Lagata fue fantástico, genial. Así que vamos a ver lo que pasa esta noche, con esta gente, y después podré decirte y tu podrás decirme si ha sido un buen concierto. Yo te daré mi opinión y tú me dices si te ha gustado. Yo lo haré lo mejor que pueda.

Hoy actúas con la banda de Vigo Transilvanians, también la anterior vez, ¿ Cómo conociste a la banda? ¿Cómo eliges la banda que va a tocar contigo?

Si, siempre toco con ellos. Acabamos de terminar un tour por Alemania. Ellos me acompañan en el 80% de mis actuaciones en España. Hago muchos conciertos, he estado de gira con ellos en España y siempre que doy un concierto en Alemania vienen conmigo. Lo han hecho ya en cuatro ocasiones y en la gran mayoría de mis conciertos. Además he tocado con The Kinki CooCoo´s… ¿Cuál era la otra banda de Granada? Red Soul Comunity, Granadians, Peeping Toms, Agronauts, The Diatones.

¿Tienes algún criterio para elegirlos? ¿Te guías más por las buenas sensaciones o buscas solo buenos músicos?

Si, bueno, cuando me contactan siempre pregunto qué tal es la banda y… si, vamos a probar con un grupo, pero el problema no viene de ellos. El problema viene de mí. Cualquier banda puede acompañarme. Cuando vamos a ensayar les digo lo que quiero y si escuchan y tocan lo que quiero, entonces la banda es buena. Todas la bandas son buenas, no me malinterpretes, pero depende del cantante, que tiene que decirles lo que quiere. Decirles lo que tienen que tocar, lo que quiero… y si lo hacen bien, tienes que programar tres meses de ensayos, para practicar. Y si ensayas durante tres meses y pueden tocar el disco entonces no hay problema. Todas las bandas son buenas. Cuando viajamos por América está llena de buenas bandas, en Inglaterra también. Solo tienen que practicar mi programa para poder empezar, luego añado un poco de sal, otro poco de azúcar…y es genial. Y luego bandas como Transilvanians, ellos son como mi familia. Son muy buena gente, buenos camaradas, los quiero mucho.

¿Algún buen recuerdo de los tiempos de Mr. Symarip?

Si, tuvimos tiempos buenos y malos… podría contar muchas cosas pero la entrevista podría durar 50 años. Yo empecé con la música skinhead, era skinhead mucho antes de hacer mi música. Los tiempos de los rockers en Brighton, las motos contra las scooters, vi muchas cosas. Fui el primer skinhead de color, no lo olvides, el primer skinhead de color en llevar tirantes y Dr Martens, los demás llevaban sombreros, zapatos y un look mas Beatle, yo llevaba mis botas Dr Martens.

Aquellos días estuvieron bien y estuvieron mal, los rockers luchando contra los skinheads… yo era el único negro así que tenía que quedarme un poco atrás porque estaban ocurriendo muchos acontecimientos racistas y todas esas cosas… pero lo superé. Tienes que ser inteligente para poder con ello. Cuando los skinheads empezaban las peleas, yo desaparecía. Desaparecía porque yo era muy fácil de reconocer. Era el único de color entre todos aquellos mods y skinheads, no se acordarían de los demás, se acordarían de mí. Por eso cuando la pelea empezaba yo corría y desaparecía. No quería verme envuelto en eso. Eso es inteligente

Cambiando un poco de tema, sobre la situación social y económica que vivimos, ¿cuál es tu opinión? ¿Qué mensaje le darias a la gente que te puede escuchar?

¿En España? Mantener la cabeza alta, nunca dejar de intentarlo. Si te rindes, estas condenado. Condenado es cuando estás ahí “¿qué voy a hacer? ¿Qué voy a hacer?” Eso no te va a ayudar. Porque la gente vieja está acabada, pero vosotros los jóvenes tenéis que estar ahí. Pensar nuevas ideas, seguir peleando.

No lo olvides, yo soy una persona de color. He pasado por muchas historias, vengo de una familia pobre. Jamaica es un país con mucho talento, pero es muy pobre. Y mira quien soy ahora. Tengo muchos éxitos musicales, tengo mi casa, vivo en un país como Suiza… Tengo todo lo que necesito. Londres, Suiza, Londres…

¿Qué hago yo? Nunca me rindo, porque soy de color. Tengo amigos que dicen “oh, no le gusto a la gente blanca” Tonterías. Tienes que tener ambición. Estar ahí y luchar. Eso es lo que os puedo decir, nunca dejes de intentarlo. Las cosas están muy mal ahora, pero siempre hay otro camino. Sentarse y pensar. Incluso fumarte un porro y pensar: ¿Qué puedo hacer? Siempre hay alguien alrededor con ideas. Escucha e inténtalo.

Si fallas, prueba con otra cosa. Somos un solo mundo. Es mejor intentar que después lamentar.
Si no lo intentas no sabes si va a funcionar. Ese es mi mensaje: No te rindas, sigue intentándolo, ¡porque sois jóvenes!

Hay un futuro.

Hay un futuro. Para todos y en todo lo que intentamos hay un futuro. No dejes de intentarlo. Es lo que decía antes, si algo no te funciona en un disco, prueba otra cosa y otra… hasta que alcances tu meta. Porque si dices, “oh, quería hacer esto, quería hacer lo otro” eso no está bien.

Si quieres ser un… astronauta y no es tu momento, quizás puedas hacer otra cosa hasta que tengas la oportunidad de serlo. Pero mientras tanto, no te quedes ahí sentando pensando que no vas a poder hacer otra cosa, nunca tendré la oportunidad de ser un astronauta… te irás haciendo viejo y más viejo… y al final serás demasiado viejo para ser un astronauta. Haz otra cosa y cuando alcances tu meta, podrás ser un astronauta. O capitán o piloto o lo que sea.

Pero tienes que hacer algo, para sobrevivir. El verdadero significado de sobrevivir. Y no importa qué. Yo he limpiado mierda, trabaje de enterrador. ¿Sabes lo que es un enterrador no? El que cava las tumbas a los muertos. Lo hice en Inglaterra porque no tenía trabajo y solo una semana para ayudar en el cementerio a cavar tumbas, pero no aguanté por el olor de la gente muerta.
Pero mira a lo que he llegado. Todavía creo en mi voz aunque en aquellos tiempos no tuviera un tiempo para grabar un álbum.

Mi profesión es cocinar. Soy cocinero. Pero hace muchos, muchos años era también fui boxeador, pero me di cuenta de que el boxeo no es bueno porque te destroza la cara… ¿ves? Todo esto es del boxeo. Llegue a la conclusión de que no era un trabajo para mí. También fui mecánico, pero tampoco era para mí. Trabaje de multitud de cosas, pero ninguna de ellas era para mi. Aunque nunca dejé de intentarlo.

Nunca me detuve y dije “quiero ser cantante”, no quería hacerlo. Probé cosas diferentes, como ya he dicho. Probé esto, lo otro… Pero ahora mi meta está en la música, hice de todo para construirme a mí mismo y mírame ahora. Llevo en el negocio de la música casi 50 años. Llevo en la música desde mucho antes de que vosotros nacierais y todavía pego fuerte, como Johnnie Walker Whiskey.

Para terminar, ¿quieres darle un mensaje a la gente de Lagata?

Si por supuesto, todo esto que os he contado es para vosotros, para la gente. Pero mi mensaje está en mi música. Cuando salgo al escenario y cojo micrófono doy mi mensaje con mi voz y mi música. Hablo de amor, nunca de política. Nunca hablo de política en mi música porque es…una estupidez. La política te mata, te vuelve loco. Estoy aquí para hacer feliz a la gente y si escuchas mis palabras y entiendes inglés, me escucharas cantar sobre amor, sobre las cosas que pueden ocurrir, canto “billete de ida la luna” ¿Quién sabe? Quizá algún día consigas un billete para irte a vivir a la luna, nadie lo puede saber. Es una fantasía, a la gente le gusta la fantasía. Pero cuando empiezas a cantar de política, no es bueno, hay demasiada política alrededor, siempre con las mismas cosas, las mismas historias.

La gente joven no quiere oír política, a la gente le gusta que yo coja el micrófono y cante las canciones que saben, y cantarlas contigo. Es lo que voy a hacer esta noche, lo que hago todas las noches. En alemán se dice Botschafter, soy como un embajador. Soy un embajador de la música. Soy un embajador y voy por los países vendiendo algo, que es lo que hacen los embajadores. Estoy aquí para hacer feliz a la gente. Esta noche saldré al escenario, cogeré el micrófono y animaré hasta los más aburridos: aplaude, canta y baila y mañana será otro día. Pero esta noche es ahora.

Y ese es mi trabajo, ese es mi mensaje. Intentad ser felices, se que son momentos muy duros pero intentad superarlos, acabad con la violencia, porque la violencia te va matar o meter en prisión. Intenta ser positivo y disfruta, disfruta del tiempo. Si las cosas no funcionan hoy, quizá lo hagan mañana. Cree en ti, es muy importante creer en uno mismo. Si yo no creyera en mi, aun estaría en Jamaica, en el gueto. Nadie va a venir a ayudarte, tienes que superarlo tú solo. Como un cangrejo en un barril. Si metes un cangrejo en un barril, saldrá trepando porque no puede respirar. Así que trepara y se escapara corriendo.

Tienes que hacer algo por ti mismo, no puedes quedarte llorando todo el día porque te quedarás sin lagrimas. Ese es el mensaje, cuando estoy en el escenario y la gente escucha Stay with him capta ese mensaje, si amas a alguien y esa persona es buena contigo, quédate con esa persona y te ira bien. Todas mis canciones tienen un significado.

A la gente le gusta las cosas simples, ropa sencilla, comida simple… la comida rápida es muy simple pero vende. A la gente le gusta. Tienes que tener cuidado de ponerte gordo pero no importa, les encanta. Mis canciones son simples pero siempre portan un mensaje y la gente compra la energía que yo libero con ellas. Por eso he sobrevivido, porque creo en lo que hago. Es lo que te decía antes, tienes que creer en lo que haces, no importa qué.

*Entrevista por Manuel Rosel, traducción por Daniel Alares (Mercury Centro Bilingüe) / foto por Nera

COMPARTE